last_article_top
728 x 90
Las excito toxinas - Jnow

Las excito toxinas

Las excito toxinas.

Russell L. Blaylock es un reconocido neurocirujano, escritor y editor que ha combinado el final de su carrera con el periodismo de investigación y que es el editor de la revista "The Blaylock Wellness Report" algo como " El informe saludable Blaylock. Desde hace tres décadas ha estado trabajando de modo incansable en el esclarecimiento de ciertas irregularidades y errores que se dan en las investigaciones hechas por la industria (no la ciencia) médica y en concreto en la rama de la nutrición y el efecto que esta tiene sobre las funciones mentales y el comportamiento. El doctor Russell L. Blaylock nació en 1945 en New Orleans. Cursó sus estudio en la escuela universitaria de medicina del estado de Louisiana (New Orleans) para después terminar de completar sus prácticas y adquirí residencia como neurocirujano en la universidad medica de Charleston al sur de Carolina. Después de ejercer durante 26 años como neurocirujano y combinarlo con la nutrición celular y la ortomolecular el doctor Blaylock dejó la carrera para centrase exclusivamente en sus estudios e investigaciónes. También es autor de varios libros y trabajos escritos que incluyen "Excito toxinas. el sabor que mata" (1994) , "Salud y nutrición: secretos que te pueden salvar la vida(2002) y Estrategias naturales para pacientes de cáncer" (2003). El doctor blaylock es también conocido por sus coloquios y charlas, muchas de las cuales están a nuestra disposición en la Red y aquí en concreto una dedicada a la nutrición y el comportamiento de nombre las "Excito Toxinas"

Excito toxinas el Sabor que Mata:

Muchos científicos alegan que se han usado metodologías dudosas y poco fiables en los experimentos con glutamato y consideran que aunque la molécula de glutamato contenida en los alimentos naturales es igual a la producida por la industria, en los alimentos naturales es parte de una cadena proteica que al ser ingerida se metaboliza o hidroliza (se rompen los enlaces entre moléculas) lentamente de acuerdo a los requerimientos del organismo para sintetizar ácido glutámico, uno de los 20 aminoácidos no esenciales del cuerpo humano. Los investigadores que han encontrado niveles de toxicidad del GMS en experimentos con ratas, consideran que al consumir glutamato de manera libre, el organismo acumula el exceso pues no tiene mecanismos de metabolizarlo o usarlo en la producción de ácido glutámico, generando intoxicación. Algunas consecuencias probadas en ratas de laboratorio son problemas visuales, alteración del funcionamiento de los canales de calcio en la membrana celular, alteración del hipotálamo y en consecuencia de los sistemas que regulan el apetito generando adicción, tolerancia por el compuesto y en consecuencia tendencia a la obesidad. Estudios realizados en pacientes con diversas enfermedades como la diabetes o fibromialgia demuestran sensibilidad al GMS. La condición de estas enfermedades aumentan el intercambio de sangre con el cerebro. Un estudio publicado por la Universidad de Oxford a finales de 2011 expone que ratones con diabetes inducida por GMS son susceptibles a tumorigénesis de colon empleando azoximetano. 31

footer2